lunes, mayo 06, 2013

reapropiación indebida


(reapropiación indebida y pirata de Álvaro)

Retorno siempre impenitente al desvarío,
ese configurador de posibilidades,
a aferrarme renovada a otra encrucijada,
presta a la aventura descarriada,
Multiplico las presencias e imagino futuros indómitos,
pero tan prometedores como el pasado fallido.
Después de todo, me digo, no es posible tomar decisiones.
Y a pesar de todo me empeño en beberme el océano.

Aún me siento a menudo, pensado en la probabilidad de la escritura
desafiando a la muerte y su aburrida retórica,
ofreciendo mi salvación
a cambio de un segundo de placer concentrado en una sola palabra,
final e inabarcable, tú. 
(para aaf) 


.

1 comentario:

Alvaro Montoya dijo...

La reapropiación no es solo debida, es absolutamente majestuosa. Mejora el original sin atisbo de duda.
Y además me halaga.
Beso.