sábado, julio 12, 2008

Barry Guy, la locura del contrabajista.


A actuación de Barry Guy deixounos a todos profundamente afectados. O virtuosismo deste compositor e intérprete acadou cotas máis alá do comprensible. A velocidade na execución das pezas imprimía ás mans e aos múltiples obxectos percutores do músico ese efecto que tanto gostaba aos futuristas do movemento infinito. Barry acariña, corta, bate, escoita, freta, rompe, baila, aperta o seu contrabaixo ata o paroxismo quitándolle sons e notas inauditas. Pechamos os ollos e semella que escoitamos a toda unha orquestra mais só hai un home de negro e un precioso contrabaixo mollados pola suor dun acto musical e de amor inmenso. Grazas, Hipólito, por lembranos este concerto.

6 comentarios:

anarkasis dijo...

no oigo ná, me habré quedao sorda

anónimor.r. dijo...

Esperamos a crítica dese libro que anuncia do tal Rubén...

Ana Bande dijo...

Anarka, tienes razón, no puse el audio, estoy esperando a que me pasen todo el concierto un colega que lo grabó completo, pero puedes escucharlo en you tube, hay varias cosas suyas. Menos mal que apareciste, no podía acceder a tu web desde mi ordenador y pensé que habías desaparecido. Afortunadamente los detectives virtuales que están por ahí dentro me han devuelto un montón de páginas con tu nombre y realmente...estoy muy impresionada con todo tu trabajo...en fin...vamos a dejar de ch...las p....de momento y lo dicho, abrazos.

Anónimorrrrrrrr....por prescripción facultativopreceptivolaboral teño que deixar a lectura uns días mais coido que non tardarei en mergullarme nese insonmio co que o amigo RR ameaza seguir engaolándome a gusto.

Anónimo dijo...

Hola Ana, hace un monton de tiempo que no sabia nada de ti, veo que sigues muy ocupada y eso me alegra, sigue asi...
luz

Lula Fortune dijo...

Ola, preciosa. Ven recoller algo no meu bló. Vaste rir.

Raquel López dijo...

Pues, debimos de estar muy cerca, cierto.
Nos encontraremos y reiremos ¡seguro!