jueves, junio 17, 2010

Orgullo bloguero...¡viva México!


¿Es pura casualidad que escriba esto para ti, Elpidia y que me esté alegrando tanto del segundo gol de Méjico? El futbol no me interesa en absoluto y más cuando se sale de padre como es el caso, pero sí me emociona tu país y leerte a ti me hace sentir algo muy, muy fuerte. Me imagino que igual casi que el gol que ahora estáis celebrando. Parte de mi vida me la paso en este blog, escribiendo, reflexionando, buscando, y cuando encuentro tesoros como el tuyo, joder, Elpidia, es...muy, muy emocionante. Tus post, las manera tuya de contar verdades que ojalá no lo fueran, me vuelve a meter en Bolaño. Estaría orgulloso de ti el chileno de haberte leído. Malo que haya que creerte, malo, muy malo. Pero ese horror que te hace coger la pluma con violencia para que tu voz llegue hasta aquí acabará en cuanto haya más lectores que sicarios. Y esto lo conseguirás, Elpidia, seguro. Tienes arte en tu corazón y dibujas más que escribes. Te seguiré leyendo cada día y pido que todos mis amigxs hagan lo mismo. Y como soy tan, tan orgullosa voy presumiendo todo el día de haber dado contigo en este nuevo sistema que según dicen transportan micromateria a la velocidad de la luz. Pues saquémosle partido, Elpidia y escribamos, escribamos, escribamos...un enorme y emocionado beso.
MI CAMPAÑA DE HOY
LEED MAQUILAS QUE MATAN

Y si se tercia le abrazas a Delfín de parte de tus amigos del otro lado de la frontera.
Vaya y ahora un penalty a vuestro favor...oé, oé, oé, oé!

4 comentarios:

Arevalo dijo...

El blog de Elpidia "Maquilas que matan" es serio,
está bien redactado y su temática retrata el momento histórico de las ciudades en la frontera.

El Pobresor Gafapasta dijo...

Maquilas que Matan es un gran blog, uno de los imprescindibles de Juaritos. Por eso hoy no está celebrando ninguna clase de gol. Más bien se encuentra lamentando otros muchos goles diarios a la libertad, la democracia y la dignidad humana.

Unamaquila dijo...

Oigan, que me hacen sonrojar! Mi blog no merece tanto elogio. Lo he tenido abandonado bastante tiempo y ahora lo he retomado animada por el interés que tú, Ana, que sí blogueas en serio, has puesto en mis textos. Mi principal interés es que a través de ellos, se conozca un poco sólo de este universo de la clase trabajadora que considero ignorado injustamente. Un crisol donde se cuecen juntos todos los ingredientes de la injusticia social producto de la aldea globalizada. Sí, escribamos, escribamos y escribamos hasta que la putrefacción que subyace flote en la superficie; moleste su pestilencia... y alguien se haga cargo. Abrazos solidarios para tí Ana y Arévalo con mi promesa de visitarlos siempre que tenga fuerzas al final de la jornada en la maquila.
Elpidia

Lula Fortune dijo...

Gracias, Aniña. Es emocionante e indignante a partes iguales. Una abrazo, Elpidia.